Cultura de Parto Extático

Para aquellos de ustedes que escuchan el término Parto extático por primera vez puede sonar como un oxímoron. Sin embargo, es la experiencia de parto más natural y deseable. Toda mujer puede obtenerla. Sí, toda, incluso las mujeres que tienen cesárea, si se preparan con la mentalidad correcta. Parto Extático es una marca registrada por Sheila Kamara Hay, quien lanzó el movimiento global de Parto Extático en 2011. Este término se refiere a una amplia gama de experiencias positivas de parto que construyen los cimientos para una maternidad empoderada. Un parto extático es una experiencia de parto llena de dicha o placer abrumador, ya sea físico, emocional, mental, espiritual o todo lo anterior. Aprende más sobre esto aquí.

Las razones por las que no escuchamos sobre ese tipo de experiencias de parto con mucha frecuencia son las siguientes:

  1. Muchas leyes y protocolos hospitalarios relacionados con el manejo del parto están desactualizados y no coinciden con los nuevos datos científicos. La falta de elección, apoyo y humanismo en dicha atención de maternidad a menudo conduce a partos traumáticos.
  2. Estamos rodeados por una cultura de parto fundada en el miedo y en evitar el dolor. Algunas mujeres tienen tanto miedo que no quieren leer nada antes del parto. Mientras tanto, la adrenalina que producimos por este miedo no solo puede hacer que el trabajo de parto sea más doloroso y agotador, sino que tiene la capacidad incluso de detenerlo por completo, lo que lleva a más cesáreas.
  3. Muchos médicos, que creen en los medicamentos para el manejo del dolor, no se dan cuenta de que los efectos secundarios de los medicamentos que están usando son las razones de su alta tasa de cesáreas y las complicaciones del parto de sus clientes.
  4. Las mujeres y los profesionales del parto carecen de conocimientos sobre el proceso de parto natural y sin perturbaciones. Incluso muchos de los que sí saben de eso, nunca han oído que el placer de una mujer que da a luz con su inevitable cascada de emociones positivas es la herramienta de parto más holística que existe. Adormece el dolor, apoya la fluidez del parto y brinda satisfacción a todos. El placer es una promesa de una maternidad exitosa y, por lo tanto, una promesa del bienestar psicológico de nuestros hijos.

En la Ciudad Mariposa nos gustaría desalentar la cultura del nacimiento basada en el temor, y quisiéramos crear en su lugar, una Cultura de Parto Extático. Miremos cómo se vería eso.

Te invito a imaginar algo sobre lo que la mayoría de las personas puede ser escéptica. Si también eres escéptica/escéptico, está bien. Gracias por estar aquí y por estar dispuesto a aprender algo nuevo. Por ahora, sólo quiero que lo imagines. Llegaremos a la viabilidad y términos prácticos de esto justo después.

Imagínate si hubiera un lugar en la Tierra, en donde las personas hubieran desarrollado la cultura del Parto Extático. En este lugar, el nivel de cesáreas está por debajo del 1%. La mayoría de los bebés nacen sanos, sin intervenciones médicas. La mayoría de las mujeres disfrutan de su experiencia de parto, y salen de ella empoderadas y seguras de que sí pudieron dar a luz a sus bebés de esa manera, pueden lograr cualquier cosa. Se van de esta experiencia con un profundo sentimiento de asombro por su cuerpo, la naturaleza y la vida misma, y recuerdan el día en que dieron a luz con inmensa alegría. Estas mujeres reviven el placer que experimentaron al parir cada vez que celebran el cumpleaños de sus hijos. Además, están ansiosas por compartir estas poderosas historias de parto para empoderar a otras mujeres también.

The rule of law constitutes the single larges source of wealth in the world.

Las historias de partos traumáticos son una excepción porque el parto ya no es un tabú, sino un tema de gran importancia sobre el que se anima a hacer preguntas. Las mujeres están muy educadas y saben cómo procesar sus emociones y encontrar la fuente de poder incluso si el escenario del parto no se desarrolla de la manera que planearon. Después de todo, el Parto Extático, en gran medida, está determinado principalmente por nuestra capacidad para verlo como extático. El éxtasis está presente incluso en las experiencias difíciles de la vida: la única pregunta es si puedes encontrarlo o seguirás siendo víctima de tus circunstancias. Sin embargo, si el trauma ocurre, estas mujeres que lo han sufrido, reciben mucha empatía y ayuda de las mujeres que las rodean para que puedan sanar y tener una maternidad empoderada también.

¿Cómo sé que lo que describo no es una utopía y que en realidad es posible a pesar de las abrumadoras estadísticas mundiales de partos traumáticos que tenemos hoy? Bien, como seres humanos, podemos aprender de las historias de éxito de pequeños grupos de personas. Echemos un vistazo a la historia a continuación.

Una de las historias más sorprendentes e inspiradoras que he leído está en el prólogo del libro “HipnoParto: El Método de Mongan” (“HypnoBirthing: The Mongan Method”) escrito por M.F. Mongan. El prólogo fue escrito por Lorne R. Campbell, un ginecólogo y obstetra experimentado y médico general. Describió cómo su práctica médica había cambiado a lo largo de los años y cómo eso estaba relacionado con el cambio en sus creencias sobre el manejo del dolor en el parto y sus métodos de trabajo con las futuras mamás. Cuando comenzó a trabajar como gineco-obstetra, su tasa de cesáreas era del 25%, que era aproximadamente la tasa promedio en América del Norte en ese momento. A estas alturas, según la OMS, es del 32%. En ese momento, al igual que muchos otros médicos, creía que la epidural y el uso de drogas era una bendición médica para las madres en trabajo de parto. Sin embargo, como muchas mujeres exigían un parto natural, empezó a refrenar los analgésicos hasta que la madre ya no pudiera aguantar más el dolor. Solo haciendo eso, su tasa de cesáreas se redujo al 5%. Sin embargo, cuando descubrió un método de HipnoParto, comenzó a preparar a sus clientes para el parto con este método y dejó de usar medicamentos analgésicos por completo, no solo su tasa de cesáreas se volvió casi inexistente (¡3 mujeres en unos pocos años!), sino también sus clientes dejaron de sentir dolor, ni las madres ni los bebés se agotaban en el proceso, no hubo más complicaciones del parto, no hubo necesidad de oxígeno ni ningún otro apoyo médico para los bebés, y “todas las familias salieron de sus partos emocionadas por el evento”. Él dice: "Tengo un gran número de familias HipnoParto - madres y padres - a quienes les encanta hablar sobre sus propias experiencias de parto".

Ese es el impacto de un solo médico, e HipnoParto es solo una modalidad de preparación para parto extático. Creo que hay muchas más. Imagina si la mayoría de los profesionales del parto estuvieran certificados en modalidades de preparación para el parto extático como HipnoParto, entonces el Parto Extático tendría la oportunidad de convertirse en una norma. Hablemos de los pasos prácticos que podemos tomar para hacerlo una realidad.

1. Educación Básica en el Centro de Bienvenida:

En la ciudad Mariposa, la mayoría de las personas tiene al menos información básica sobre las condiciones clave para crear una experiencia de parto extático. Imagina que en la entrada de la ciudad Mariposa, pasas por un Centro de Bienvenida que cuenta con varios auditorios. En cada auditorio, los visitantes pueden ver un video educativo dedicado a una parte de la visión de la ciudad. Uno es sobre la aplicación de vanguardia que usaremos para una gobernanza transparente. Otro es sobre comunicación no violenta, un método muy eficaz para la resolución de conflictos que permite a las personas mantener su humanidad incluso en circunstancias difíciles. Otro es sobre vida ecológica y agricultura orgánica, y así sucesivamente. Uno de ellos será sobre Parto Extático. Los visitantes no están obligados a asistir a ningún Auditorio; sin embargo, se les informa que por ver al menos uno de los videos educativos, recibirán una playera de calidad con el logo de la ciudad en un lado y una invitación para conocer partes de nuestra visión en el otro. Por ejemplo, para el parto, podría tener una frase simple como “¿Sabías que el parto puede ser extático? Visita www.Mariposa.hn para saber más”. Por supuesto, no todos estarán interesados en la sección de partos de inmediato, pero las personas en edad fértil pueden sentirse atraídas por ella de forma natural. Imagina el impacto que estos visitantes pueden tener en el mundo entero usando estas playeras y haciendo correr la voz sobre la posibilidad de tener un parto extático.

The rule of law constitutes the single larges source of wealth in the world.
2. Educación a profundidad para el Parto Extático y Centro de Parto:

No se queda ahí. Mi sueño es convertir mi experiencia en Parto Extático en muchas oportunidades educativas para futuros padres y profesionales del parto, y construir un centro de parto natural, donde junto con prácticas vanguardistas para una atención de maternidad segura y respetuosa, estos programas educativos permitirán a las mujeres desmontar sus miedos al parto, crear embarazos saludables y experiencias de parto poderosas que impactarán positivamente la salud y el desarrollo cerebral de sus hijos. Esperamos que estas prácticas fomenten las visitas para tener partos en la ciudad, y esto consigo traiga nuevos residentes a la Ciudad Mariposa.

"¡Me encanta la visión que tienen!"
~ Sheila Kamara Hay, La Líder del Movimiento del Parto Extático

"Me siento tan honrada de recorrer este camino con ustedes! No puedo esperar a ver cómo su comunidad sigue creciendo y encontrar más formas de colaborar."
~ Debra Pascali-Bonaro, Directora de la película Parto Orgásmico y doula reconocida a nivel mundial

"¡Qué hermosa visión tienen, tan necesaria en el mundo!"
~ Kim Anami, Coach holística de relaciones y sexo

¿Quisieras contribuir a hacer realidad esta visión? Comunícate con Katerina Morin para más detalles.